click here

TRATAMIENTO AUTOCLAVE CLASE RIESGO III

El tratamiento en autoclave tiene que seguir unos criterios de calidad estrictos y unos procedimientos que tienen que permitir que el proceso de impregnación sea el apropiado y que la madera adquiera las propiedades esperadas.

Este tratamiento clase riesgo III es utilizado para maderas que tienen que ir en el exterior sin contacto directo con el suelo.

Es importante el control sobre el punto de humedad de la madera antes de introducirla en el proceso, así como dejarla secar posteriormente para conseguir el estado óptimo para una correcta instalación, evitando deformaciones posteriores coincidiendo con su secado. La utilización de secaderos (con un coste adicional) ayuda a secar la madera en pedidos a medida que tienen un periodo de entrega más corto.

Para los productos estándar de Macusa ya disponemos de un stock mínimo ya impregnado o seco para su correspondiente proceso de impregnación, agilizando el periodo de entrega y mejorando la calidad del mismo producto.

DEFINICIÓN TÉCNICA del tratamiento en autoclave clase riesgo III: 

Proceso mediante la autoclave al doble ocho con disolvente orgánico exento de Lindano, cobertura clase de riesgo núm. 3 de la norma EN-335. Producto registrado a la Dirección general de la Salud Pública y Consumo

Este tratamiento clase riesgo III es utilizado para maderas que tienen que ir en el exterior sin contacto directo con el suelo.

 

Pol. Cantallops,       s/n. 08611 OLVAN